SEGURIDAD

foto2 (2)

Meta Nacional: PUEBLO PROTEGIDO

 

El combate a la inseguridad lo haremos con una estrategia sistemática y multisectorial. La meta nacional Pueblo Protegido radica en políticas de prevención y represión que frenan el crimen en las calles, la violencia doméstica e intrafamiliar y los impactos del trasiego internacional de drogas. Para complementar estas políticas, estructuraremos un sistema de impartición de justicia que sea fuerte, ágil y frontal, basado en una estrecha y efectiva coordinación e independencia de los entes investigadores y juzgadores. Endureceremos las penas en crímenes y delitos de alto impacto. En Panamá habrá certeza del castigo para quien viole la ley e independencia judicial.

 

El país estará más seguro con las siguientes tácticas:

 

Seguridad 24/7. Invertiremos en nueva tecnología, cámaras con reconocimiento facial, drones, armas por comida, garitas comunitarias activas y más rondas policiales continuas en tu comunidad, para que no estés solo ante los delincuentes. Utilizaremos sistemas inteligentes que nos permitan analizar patrones delictivos, mapear delitos y así asignar mejor el despliegue policial; determinaremos con exactitud cuántos policías se necesitan y en qué sectores vulnerables, para desplegar estrategias y tácticas efectivas. Activar a la máxima capacidad el Centro de Operaciones de Seguridad y Vigilancia, con cámaras de video-vigilancia en las calles, los carros y uniformes de policía.

 

Centros Recreativos Juveniles. Crear centros recreativos juveniles en los corregimientos más poblados, a través de un proyecto desarrollado en conjunto entre el Meduca, Pandeportes y Policía Nacional (UPC), en el que participarán principalmente jóvenes en situación vulnerabilidad y en riesgo social. Contarán con instalaciones e infraestructuras modernas para artes marciales, clínicas deportivas y charlas de desarrollo integral en valores. Aplicaremos prevención efectiva: el mejor delito es el que no se comete.

 

Cero Tolerancia a los delincuentes. Aplicaremos cero tolerancia contra los delincuentes, endureceremos al doble las penas, y con la certeza del castigo enviaremos el mensaje de que el crimen no paga. Generaremos un ambiente de absoluto respeto a la dignidad de la mujer y de todos los ciudadanos. Nadie estará por encima de la ley. No se utilizará el sistema de justicia para perseguir políticamente, pero tampoco para garantizar impunidad a nadie.

 

Reactivar y Modernizar Vecinos Vigilantes. Fortalecer la participación ciudadana, vital para solucionar conflictos y lograr seguridad del entorno donde se vive, y hacer participativa a esa misma comunidad. Dotaremos a Vecinos Vigilantes con nueva tecnología y comunicación expedita con el centro de recepción de denuncias, para aumentar la capacidad de respuesta.

 

Fronteras Seguras. Tecnología de punta para reforzar los sistemas y dispositivos de seguridad en todos los aeropuertos y fronteras. Brindaremos capacitaciones en idiomas y sobre derechos humanos a nuestros agentes de la ley. Vamos a controlar el tiempo de estadía de los extranjeros, para asegurarnos de que ninguno se quede más de lo establecido, y mucho menos quitándoles los trabajos a los panameños. No permitiremos la entrada de extranjeros que hayan cometido delitos en sus países.